Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé

Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé

A todos nos gusta estar rodeados de naturaleza, y es que Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé. Incluso si se trata simplemente de un paseo por un parque suburbano o de un jardín en el patio trasero, nos atraen los espacios verdes llenos de hierba, árboles y vegetación frondosa. Nos hacen sentir mejor tanto a grandes como a los más pequeños también. Hay muchas razones por las cuales Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé y hay que tomarlos en cuanta cuando se está preparando la llegada de uno a la familia. También puedes conocer como preparar una fiesta infantil con payasos.

Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé: Salud

Las mujeres embarazadas en barrios con grandes cantidades de césped, árboles y vegetación frondosa dieron a luz a bebés más sanos. Incluso después de que los investigadores controlaron las variables que también afectan la salud al nacer, como la movilidad de los vecindarios, la contaminación atmosférica y acústica y el nivel de ingresos, la asociación se mantuvo firme. Al encontrar que el espacio verde urbano estaba relacionado con menores tasas de mortalidad neonatal.

La hierba, los árboles y las plantas de todo tipo reducen la contaminación del aire y puedes respirar mejor. En un estudio reciente, los investigadores encontraron que cuanto más espacio verde dentro y alrededor del hogar de una mujer embarazada, menor es su exposición e inhalación de partículas contaminantes en el aire.

Los espacios verdes mejoran la función inmune. Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé porque la exposición directa y prolongada a las condiciones externas normales promueve en el organismo la creación de defensas naturales que de otra manera el cuerpo no crearía.

Si alguna vez ha experimentado el estrés sabrá lo angustiante que es y los niños no están absueltos de padecerlo. Solo una excursión rápida a la naturaleza, casi invariablemente funciona. De esta forma puede controlar el sistema nervioso simpático y abordar con calma la fuente del estrés. Por lo tanto, no sorprende que los espacios verdes de los vecindarios estén asociados con niveles de cortisol más saludables en comparación con las comunidades urbanas desfavorecidas.

La gente disfruta ejercitándose en la naturaleza. Prefieren caminar por un parque en vez de a lo largo de una aburrida calle suburbana o en una cinta de correr. Los columpios y otros juegos son de alguna manera más agradables cuando se realizan en el aire fresco con árboles y hierba bajo los pies. Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé porque es más probable que esté físicamente activo. Mejor aún, los espacios verdes promueven el tipo preciso de actividad física que tan desesperadamente nos falta en estos días: caminar.

Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé como La conducta de los niños

Los niños siempre están corriendo, saltando, trepando árboles, buscando insectos, ensuciándose, recogiendo hojas, inventando juegos y luciendo las mejores sonrisas que jamás hayas visto. Así que esa es una razón suficiente para brindarles a los niños un acceso amplio y diario al espacio verde. Pero también hay beneficios fisiológicos y mentales probados y mensurables para ellos, como la mejora de la autodisciplina y el autocontrol; función cognitiva y concentración mejoradas. Los niños con escaso acceso al espacio exterior también tienen más probabilidades de tener problemas de conducta.

Tendemos a centrarnos en la salud física, pero la salud mental (que no está realmente separada de la salud física) es posiblemente más dependiente de la exposición regular a los espacios verdes. Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé ya que genera niveles más bajos de ansiedad, depresión y estrés.

En caso de que esté pensando en mudarse, considere que las  personas que se mudan a vecindarios urbanos “más verdes” disfrutan de una mejor salud mental en los años subsiguientes que las personas que se trasladan a áreas urbanas “menos verdes”.

Los espacios verdes mejoran el sueño. En los niños es muy bueno porque la falta de iluminación artificial está permitiendo que su ritmo circadiano natural dicte sus hábitos de sueño. Eso es sin duda una gran parte de esto, pero ¿y si la presencia de vegetación verde también está jugando un papel? Un estudio reciente encontró evidencia de tal efecto, con habitantes urbanos que viven cerca de espacios verdes informando hábitos de sueño más saludables.

Si bien Vivir en zonas verdes trae beneficios al bebé, puede acumular efectos positivos para su salud y bienestar simplemente por estar cerca del espacio vegetativo. Aprende los consejos para las últimas semanas del embarazo  y los consejos para un parto más facil.

Deja un comentario