Socialización de un bebé

Mucho se ha hablado de la socialización de un bebé, esto es lo que el pequeño necesita para empezar a interactuar con los demás, sus maneras de relacionarse y como empieza poco a poco a expresarse también con los otros. Socializar es una característica natural del ser humano, inicia desde que nacemos, aunque va evolucionando los primeros seis meses del bebé.

Socialización de un bebé

Por lo regular, las primeras semanas después del nacimiento, los bebés necesitan dormir y comer, además de regular sus funciones naturales del cuerpo. Aunque tienen periodos cortos de tiempo en que están despiertos, las imágenes son poco claras pues su nervio óptico madura alrededor del tercer mes de nacidos.

Inicio de la socialización de un bebé

El inicio de la socialización de un bebé se da en realidad en el contacto físico con la Madre, esto ayuda a reforzar el vínculo del apego seguro y le manda el mensaje al pequeño de que otras personas existen además de él. Por medio del contacto, los niños también aceleran el desarrollo de sus otros sentidos, además de tener sus necesidades básicas cubiertas.

Inicio de la socialización de un bebé

Más adelante, alrededor del tercer mes, el bebé empezará a reconocer rostros y voces más fácilmente, antes de este tiempo, también pueden aparecer las primeras sonrisas con sus personas favoritas o con quien suele ver por más tiempo. La interacción, el movimiento y las palabras son necesarios en todo momento.

Beneficios en la socialización de un bebé

Se han realizado estudios con niños que no han recibido mucho contacto físico ni estímulos desde su nacimiento, los resultados han sido muy entristecedores, pues se han dado cuenta que aquellos niños cuya atención es deficiente, presentan también un retraso en su desarrollo y capacidades adquiridas.

Beneficios en la socialización de un bebé

Por lo tanto, socializar con el niño no solo es beneficio, sino necesario para potencializar todas sus aptitudes como ser humano. La socialización de un bebé le indica que el contacto humano es indispensable, además de prepararlo para los procesos que tendrá durante toda su vida en el contacto diario con otras personas.

La socialización de un bebé y la familia

La familia cumple como tal con la función más importante dentro del proceso de socialización, pues transmiten al niño el concepto de pertenencia. Los seres humanos por ser seres sociales por naturaleza, necesitamos pertenecer a los grupos que se instauran en la sociedad y la familia es el principal de ellos.

La socialización de un bebé y la familia

Más adelante, tendremos también otro tipo de grupos, como los escolares, los amigos, los grupos de actividades en común, etc. Pero siempre en la tendencia hacia la socialización. Debemos entonces darnos cuenta de la importancia que tiene todo lo anterior en el crecimiento del niño, fomentando desde pequeños la socialización de un bebé.

Deja un comentario