Consejos para el baño del bebé

Te traemos los mejores consejos para el baño del bebé ya que la limpieza es una tarea que no debe ser subestimada, debes proceder a realizarla con sumo cuidado y más tratándose de tu pequeño. Por lo tanto, te podrías preguntar algunos consejos para el baño de tu bebé, aquí te presentaremos unos cuantos para que esto no sea un problema sino una situación que atenderás apropiadamente.

Antes de hablar de la materia que nos compete debemos advertirte acerca de la importancia de estar junto al bebé en todo momento para evitar cualquier percance, por lo que no debes dejarlo sólo en ningún momento cuando lo estés bañando.

Consejos para el baño del bebé: Periodicidad y gran cantidad de opciones

Si te preocupa el tema de cada cuánto debes bañar a tu bebé la respuesta es sencilla con bañarlo al menos una dos veces a la semana debería ser lo mínimo que te fijes como cuota, esto considerando que cuando empiecen a gatear se ensuciarán a cada rato. Claro, en algunos países los padres tienen como costumbre bañar al niño casi a diario con la intención de tranquilizar a los neonatos.

Dentro de nuestros consejos para el baño del bebé incluimos no sumergir el bebé por completo en la bañera, lo más recomendable es que utilices una esponja húmeda para limpiarle el cuerpo.

La forma más idónea de bañar a tu bebé se remite a dedicación y paciencia, en primer lugar, ten a mano varios implementos básicos como jabón, roba, toalla, un pañal limpio. Revisa que la temperatura sea adecuada para que no se resfríe, el nivel del agua debe oscilar entre las 2 o 3 pulgadas de agua tibia.

Ahora procede a sumergirlo poco a poco, vierte agua con una taza pequeña sobre su cuerpo. Cuando lo enjabones presta mucha atención y sujétalo apropiadamente dado que suele ser muy resbaladizo, tambien debes prevenir el cuidado de los ojos del bebé durante el baño.

No utilices una gran cantidad de jabón porque suele ser nocivo para su salud y forma parte de la importancia del cuidado de la piel del Bebé, la forma en cómo cuidas tu niño tendrá repercusiones por lo que debes actuar con mucha cautela y cuidado, dedicarle un tiempo exclusivo y reducir al máximo las amenazas al bañarlo, no entres en pánico sólo realiza el proceso como se recomienda.

Generalmente los bebés recién nacidos pueden ser acostumbrados con el baño desde el primer día. Son amantes del agua, dado que les recuerda al ambiente en el que se desarrollaron durante 9 meses dentro de tu vientre. Antes de desvestirlo y envolverlo en una toalla, puedes realizar una limpieza superficial previa junto con un algodón humedecido en suero fisiológico, limpia primero sus ojitos. Al haber realizado esto, podrás proceder con los pasos que te habíamos mencionado antes, báñalo poco a poco en agua tibia y límpiale suavemente sin frotar. Sécale con cuidado, dándole ligeros toques con la toalla.

Antes de vestirle, es importante que revises el cordón umbilical y el área del ombligo. Límpialo en su base con alcohol de 70 ºC y envuélvelo en una gasa limpia. Si notas que el ombligo supura o presenta un color rojizo y mal olor, debes comentárselo al pediatra.

Ten siempre presente

Otros consejos para el baño del bebé que se te recomiendan son los siguientes:

  1. Jamás dejes que el bebé se quede solo durante el baño.
  2. No uses talcos o colonias, principalmente en los primeros meses. Debido a que estos, pueden desencadenar alergias.
  3. La altura de la bañera debe corresponder a tu estatura para que no sufra la espalda.
  4. Lava siempre la bañera antes y después de su utilizarla.
  5. Es importante secar bien todos los pliegues de la piel del bebé, especialmente los que se encuentran debajo del mentón, detrás de las orejas y el área del pañal.
  6. Aprovecha la hora del baño para revisar al pequeño, verificando si surgen erupciones u otro tipo de inconvenientes. Cerciórate si presenta costra láctea en la cabeza.

Deja un comentario