Cómo administrar medicamentos a tu hijo - jeringa

Cómo administrar medicamentos a tu hijo

Darles medicinas a los más pequeños de la casa es mucho más difícil que con los adultos, además se debe tomar en cuenta que son mucho más delicados y que se les puede hacer daño en caso de no brindárselos de forma adecuada. Al saber cómo administrar medicamentos a tu hijo debemos conocer que ellos suelen rechazarlos y que no es necesario obligarlos o aplicar alguna fuerza, siempre existe un truco para administrárselos de forma correcta. Ello es de mucha importacia si decidimos viajar con un bebé a la nieve.

Cómo administrar medicamentos a tu hijo - presentaciones

Presentaciones de cómo administrar medicamentos a tu hijo

  • Gotas: para los pequeños es muy común que el tratamiento que le sea administrado sea en gotas, ya sea para los oídos, los ojos o vía oral. Saber cómo administrar medicamentos a tu hijo es muy importante y en este caso, dependiendo de dónde tenga que ser suministrado varía la forma de colocarlo pero siempre se puede utilizar algún juguete o elemento distractor que ayude a que el pequeño colabore con tomar la medicina.
  • Jarabe: es también uno de los más comunes que debes tener presente para saber cómo administrar medicamentos a tu hijo. Puedes dárselos en la tapa del mismo medicamento, con una inyectadora sin aguja o con una pequeña cucharilla especial para brindar medicamentos. Solo debes sujetar al pequeño abrir su boca sin hacer demasiada presión y colocarlo en su boca.
  • Supositorios: últimamente no es muy común, solo en algunos pocos casos dependiendo del diagnóstico. El supositorio puede ser una excelente opción cuando el niño se niega completamente a jarabe y pastillas o para dolencias como estreñimiento severo donde los supositorios son la mejor opción, es importante saber cómo administrar medicamentos a tu hijo ya que se deben seguir las instrucciones sin forzar el recto el pequeño y causar algún daño.
  • Pomada: es la más sencilla de toda ya que por ser de uso tópico con solo colocarla en el lugar indicado basta, sin embargo hay que tener cuidado ya que los más pequeños pueden quitárselo o en algunos casos ingerirlo, lo que puede ser nocivo para su salud.
  • Pastillas: es más recomendable las medicinas líquidas que en pastillas cuando de niños se trata. Una opción para facilitar su administración es machacarlas en una cuchara y colocarle agua para colocarlas en el biberón o en un jugo, lo cual es una opción de cómo administrar medicamentos a tu hijo pero no siempre efectiva ya que pueden asociar el de la medicina con el biberón o la bebida en la que se la coloques.

presentaciones

Detalles que debes tomar en cuenta antes de administrar medicinas a tus niños

Es sumamente importante que administres las dosis correctas que son previamente respaldadas por un pediatra, en caso de tener alguna duda antes de suministrar el medicamento debes consultar con el propio pediatra o en su defecto estar pendiente con lo que son las instrucciones y hacerlo con mucha atención ya que ahí se encuentran los efectos secundarios, componentes de la medicina y dosis recomendadas según el peso de tu pequeño.

Deja un comentario